¿Cómo funciona la presión sanguínea?

30 de noviembre de 2009
@_miki
reacciones
¿Cómo funciona la presión sanguínea?

La tensión o presión sanguínea es una de las medidas más habituales de control que tienen los médicos sobre los organismos humanos. Su importancia es total ya que muestra cual es la situación presente del corazón para con el resto del aparato circulatorio y, por ende, para con el resto de los organos vitales del cuerpo.

Lo normal es que, cuando nos miden la tensión, nos digan que hemos tenido por ejemplo: 145 – 78; eso quiere decir, que la presión que ejerce la sangre contra nuestras arterias nuestro corazón la bombea por ellas; aquellos canales principales por los que circula la sangre en nuestro corazón, es de 145 mmHg (18 kPa) de máxima y de 78 mmHg (11 kPa) de mínima.

La máxima y la mínima, eso que marca cual es la situación exacta de nuestro corazón en el momento de tomarnos la pensión, indican cual es la presión exacta que en la sístole o en la diástole (cada uno de los movimientos que realizan las células cardiacas gracias al impulso de las cardiolipinas) ejerce nuestro corazón esas arterias que distribuyen toda el riego sanguíneo por nuestro cuerpo.

En situaciones de hipotensión, o presión arterial baja, lo más normal es que se produzca una falta de riego en algunas partes de nuestro cuerpo, entre ellas el cerebro, y por ello se producen los famosos mareos o pérdidas de consciencia. En el caso contrario, la hipertensión arterial, puede causar el mismo efecto visual sobre la persona en cuestión, un desfallecimiento o pérdida de consciencia, aunque de forma interna las consecuancias son bastante distintas.

Si en la hipotensión, se produce simplemente una bajada del riego en determinadas células, en la hipertensión podemos estar hablando de un exceso de riego de algunas zonas y una excensiva presión, valga la redundancia, sobre las arterias pudiendo producir los famosos ictus cerebrales.

En definitiva la presión sanguínea es un valor clave de la situación de nuestro organismo y que lo médicos, junto a la temperatura, es el que usan de referente para ver cómo se encuentra el órgano principal de nuestro organismo.

Por último os dejo algunas recomendaciones, de menor a mayor importancia, para conseguir una presión sanguínea media y estable:

  1. No fumar
  2. Controlar el peso y la ingesta de grasas
  3. Tomar sólo la medicación recetada e indispensable
  4. Evitar al máximo el consumo de alcohol
  5. Realizar al menos unas 4 horas de paseo o ejercicio semanal
  6. Reducir el estrés

Un comentario

  1. NATUSHKA
    30 de noviembre de 2009

    muy buen post! gracias, saludos =)

Posts relacionados